jueves, 31 de mayo de 2012

Warhammer I


Magoges al aparato:

Durante varias actualizaciones os voy a hablar de este juego desde varios puntos de este gran juego/hobby.

¿Qué es warhammer? 


Warhammer es el juego de batallas fantásticas, una emocionante prueba de habilidades tácticas y estratégicas. Warhammer es mucho más que un simple juego, es un hobby fascinante donde puedes coleccionar, montar y pintar ejércitos de miniaturas excelentes. Warhammer es el juego de batallas fantásticas, una emocionante prueba de habilidades tácticas y estratégicas. Warhammer es mucho más que un simple juego, es un hobby fascinante donde puedes coleccionar, montar y pintar ejércitos de miniaturas excelentes. 





Lo primero y más importante de Warhammer es que se trata de una lucha emocionante de estrategia y habilidades (y, quizás, un poco de suerte también). En una partida de Warhammer, dos o más jugadores participan con poderosos ejércitos sobre un tablero de juego y llevan a cabo una batalla, utilizando reglamentos, cintas métricas y dados para determinar el transcurso del combate.

Tras esta pequeña descripción a grandes rasgos comentaros que el universo warhammer se mueve alrededor de 2 universos principales:

Warhammer fantasy, mundo de edad media fantastica donde las lanzas, arcos, armaduras, magia y demás cosas que puedas imaginar se lanzan al campo de batalla para hacer de las suyas.

Warhammer 40.000, un universo futurista donde los vehículos de combate, graviticos, armas de fusión, servoarmaduras, y poderes psiquicos realizan las misiones mas complejas para demostrar quien tiene mas dominio sobre el tablero.

Como primer articulo hablaré un poco por encima de todo lo que rodea al hobby de Warhammer y le toca el turno a la pintura, la parte de modelismo mas tecnico. Fuera de los dados, estrategias y lista de ejercitos, decir que estas figuras vienen sin montar, sin pintar y en un “gris plastico” caracteristico. Aquí es donde entra en juego las tenazas, pegamento, pinceles de detalle, pincel seco, capas, pinturas base, tintas, luces y terminos tecnicos que harán que nuestras minis luzcan como verdaderos campeones. Pintar por primera vez puede parecer intimidatorio pero vereis que con unos pocos truquitos podremos hacer que nuestras minis resalten en la mesa.

Tambien incluire una sección de Estrategias y demás ocurrencias para poder dar una buena pelea sobre la mesa.

Como primer numero hoy os dejaré unos consejos para el buen desarrollo del hobby:
1.- A la hora de hacerte un ejercito busca lo que realmente te guste esteticamente y por trasfondo, podemos elegir desde condes 
vampiros con hordas de zombies y esqueletos hasta señores enanos disparando todo el plomo de su artilleria, hay muchas opciones para todos los gustos, merece la pena gastar un poco mas de tiempo para decidirse. 
2.- Paciencia, montar, pintar, jugar y ganar requiere de tiempo,la asimilación de las reglas del juego, el pegamento que tarda mas en pegar de la cuenta un brazo y me quedan 50 esqueletos mas. Todo esto puede hacer que en un momento dado , en uno de esos dias malos que todos tenemos, puedas desesperarte, pero cuando comprendas un poco mas todo lo que envuelve al hobby podras darte cuenta que te ayudara mas de una vez a abstraerte de los pesares del dia a dia, dandote un lugar donde evadirte mientras pintas una unidad de caballeria o lees el libro de ejercito y elaboras una lista para la siguiente partida.
3.-Conservar bien los materiales, los pinceles, las pinturas, las miniaturas en si, todo bien conservado durará mas. Ademas después de invertir tiempo y esfuerzo en pintar un batallon de 30 maestros espaderos lo que menos querras es que esten mal conservados y se despiecen a la primera de cambio xD.

Para los que ya conozcais este mundo tambien tendremos mas consejos avanzados en los proximos numeros y para aquellos que os iniciais en esto os acompañare paso a paso para que no os perdais detalle de este fantastico mundo.

Recordad que el objetivo es pasarlo bien y desarrollar el hobby.

Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada